Al hablar de materiales para laboratorio nos referimos a las herramientas, recipientes y otros instrumentos esenciales para el trabajo de laboratorio. Debido al tipo de uso que se le da, estos instrumentos están en constante contacto con químicos y sufren impactos físicos extremos, por esta razón tienen que fabricarse con materiales altamente resistentes y duraderos que garanticen tanto la seguridad de sus usuarios como precisión en los procesos de síntesis y análisis que se llevan a cabo en los laboratorios.

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y la innovación en uso de materiales, los equipos de laboratorio disponen de los componentes más sofisticados e incluso cuentan con interfaces que permiten el envío de los datos recabados a un ordenador a través de un software especial. Tanto los materiales para laboratorio de tecnología de punta como los más sencillos, deben de contar con certificados que avalen su calidad según la normatividad establecida, de esta manera el usuario contará con la garantía de que su uso es seguro y que los resultados que obtenga al utilizarlos serán precisos.

materiales para laboratorio

En este último punto es pertinente mencionar la importancia de la calibración de los materiales e instrumentos, un factor determinante para la precisión, por lo que de manera periódica se tendrán que tomar las medidas necesarias para recalibrar los instrumentos que lo requieran.

Los materiales para laboratorio se clasifican en diferentes grupos y, a grandes rasgos, podemos encontrar los que se utilizan para la separación de compuestos, para la observación óptica, para la división de compuestos, para la limpieza de utensilios y los utilizados para otras tareas en los procesos de laboratorio.

Para elegir adecuadamente el tipo de material que se requiere para la síntesis o análisis de un material o sustancia, se tienen que tener en consideración ciertos elementos, en primer lugar es necesario tener claridad respecto al tipo de procedimiento que se realizará. En este sentido, por ejemplo, si se desea hacer la división de compuestos se requiere aplicar una fuerza mecánica directamente sobre los materiales del compuesto que se dividirán por rotura, desgarro o partición. Una vez que se hayan dividido los materiales del compuesto se puede proceder a su análisis, sin embargo, en el caso de compuestos homogéneos es necesario hacer una separación de sus materiales y aplicar fuerza directa no funcionará, por el contrario, será necesario utilizar energía mecánica indirecta o energía térmica para lo que se utilizará la fuerza centrípeta o centrífuga, por ejemplo.

Aunque se requiera de una gama particular de instrumentos de laboratorio para cada proceso, un laboratorio bien equipado debe contar con materiales esenciales como balanzas, medidores de pH, microscopios, equipo para esterilización, vasos de precipitado, crisoles, embudos, tubos de ensayo, probetas, pipetas, matraces, morteros, buretas, cristalizadores y vidrios de reloj. Como ya mencionamos, los materiales e instrumentos se pueden clasificar en diferentes grupos según el uso para el que están destinados. De esta manera, dentro del grupo para la división de compuestos encontramos molinos, morteros y dispensadores; en el de separación de compuestos se incluyen centrifugadoras y destiladoras; en el grupo de material para observación óptica se encuentran refractómetros, microscopios y termómetros; en el de limpieza de utensilios están las máquinas enjuagadoras y los instrumentos diseñados para esterilizar y finalmente en el grupo de instrumentos para tareas de apoyo están los agitadores, los hornos y las bombas, entre otros.

Hasta ahora sólo hemos hablado de la importancia de los materiales en la síntesis y análisis en un laboratorio, pero estos pasos muchas veces constituyen sólo el inicio de los procedimientos de pruebas durante los que más materiales e instrumentos serán requeridos. A continuación presentaremos un ejemplo del uso de materiales para laboratorio en un caso muy específico para comprender mejor la importancia de elegir la gama de materiales adecuada en cada procedimiento: la filtración estéril en investigación.

El uso de microorganismos para la fabricación de enzimas, proteínas o biomoléculas, es un tema a la alza en los Laboratorios de Investigación.

Dentro de los materiales para laboratorio necesarios para el crecimiento de los microorganismos se encuentran los agares y medios de cultivo. Estos medios de cultivo deben encontrarse estériles para garantizar el óptimo crecimiento de dichos microorganismos ya que, si se encuentran contaminados, pueden provocar procesos fallidos, además de pérdida de tiempo y material de laboratorio por parte del investigador.

Existen algunos medios de cultivo que no resisten altas temperaturas, por lo que no pueden esterilizarse por medio de calor. Entonces, ¿cómo esterilizarlos? La respuesta radica en los productos para laboratorio de la marca Pall: Filtros para Jeringa y Membranas Filtrantes.

materiales para laboratorio

Estos productos de laboratorio son necesarios para esterilizar los medios de cultivo, ya que, empleando la filtración con membranas y filtros de poros pequeños (0.2micras), el medio de cultivo queda libre de contaminantes y listo para usarse.

Tanto las membranas como los filtros requieren de material de laboratorio adicional para poderse utilizar. Los filtros deben de acoplarse a una jeringa y las membranas deben de colocarse en un embudo de filtración. Existen diferentes materiales de fabricación y tamaños en los embudos de filtración. Lo más común es que las membranas se acoplen a un embudo de filtración de vidrio o de plástico resistente además, ambos materiales deben de soportar temperaturas de esterilización para poderse reutilizar.

Cabe mencionar que existen diferentes tipos de materiales de membrana para fines de esterilización, en donde tenemos que el material más utilizado es el “PES” (polieter sulfona hidrofílica) ya que ofrece un flujo rápido de filtración, baja unión a proteínas y gran compatibilidad química para diferentes aplicaciones.

Las membranas y filtros para jeringa no están limitados a utilizarse solamente con medios de cultivo, sino que pueden hacerse pasar a través de ellos soluciones como aditivos o fármacos donde, por su composición, el uso a temperaturas altas está limitado y requieren ser esterilizados con estos productos de laboratorio.

Si desea conocer más información sobre las características de las membranas  y filtros, así como otras formas de utilizarlos, no dude en contactar a alguno de nuestros representantes de ventas  quienes lo apoyarán para encontrar el producto más adecuado a sus necesidades.