Usos, derivaciones y explicaciones del medidor de PH

 En Blog

Para entender qué estamos midiendo, primero expliquemos que es el PH. Esta es una unidad de medida de la acidez o alcalinidad de un cuerpo en específico; el PH mide la cantidad de iones de hidrogeno que contiene un líquido, es el coeficiente que indica el grado de acidez o basicidad de una solución acuosa. Para lograr este objetivo se necesita de un dispositivo o reactivo, un medidor de PH.

Entre las opciones para medir estos índices, existen muchos productos realizados con la máxima calidad en el catálogo del El Crisol, empresa mexicana con más de 50 años de experiencia, en el ramo de la industria, docencia, investigación, sector salud en sus productos y marcas nacionales e importados.

La forma más precisa para medir el PH es por un medidor de PH, esta herramienta mide de manera precisa los electrolitos de una solución y sus aproximaciones, indicando los ácidos y bases. Todo depende de la tonalidad de coloración que tome el reactivo. Se utiliza papel o derivados de este material para impregnarlos de los indicadores. Otros productos usados son el naranja de metilo y la fenolftaleína. En la química, estos medidores tienen singular importancia, al dar conocimiento sobre fenómenos biológicos, transformaciones hormonales, problemas de salud, al ser síntomas estos puntos de alcalinidad.

PH con medición tecnológica

Al margen de las pruebas habituales de reactivos, existen medidores de PH como aparatos de precisión y uso científico. El sistema necesita una sonda de medición especial, ubicada en un electrodo de vidrio con una conexión a un medidor electrónico, dependiendo de su marca y tecnología, medirá la lectura del PH de una forma más vistosa, o grabara los parámetros en una memoria electrónica.

El bulbo o sonda es la parte más sensible del medidor de PH, y es necesario tener un cuidado especial. No se debe de tocar con la yema de los dedos. Su limpieza es importante para evitar que la contaminación de materiales, incida en sus lecturas. Los electrodos activos, para generar este campo de medición, de un modo selectivo y activo, detectan los iones de hidrógeno. El voltaje imbuido en la solución a examinar, determina por los sensores el nivel de hidrógeno, y por ende de alcalinidad y PH de la muestra, siendo más preciso que las papeletas y mucho más durable.

Dependiendo el nivel de tecnología, los medidores tendrán sus parámetros de voltaje establecidos por los controles de calidad de las normas oficiales vigentes; si el indicador es analógico, tendrá sus ventajas al evitar problemas con variaciones de energía eléctrica, si es digital se deberá tener más cuidado con su conexión. Para poder leer o tener medidas estándares de los resultados del medidor de PH, es importante saber las referencias del fabricante. Se estandarizan normalmente los niveles de PH con el término anglosajón buffer, también usado para otras mediciones de dispositivos computacionales. De esta forma los niveles de buffer son convertidos para saber los niveles de PH detallados.

¿Para qué sirve el PH?

La medición efectiva del PH nos da parámetros para la salud humana, las sustancias y conservación de la vida en muchos sentidos. Por ejemplo, se tiene entendido en los estándares internacionales la cantidad sana de PH en la piel humana húmeda, con un nivel de 5.5. Esto sirve para la creación de jabones, champús, cremas, acondicionadores, o diferentes tipos de elementos de limpieza, contengan un PH equilibrado y así conservar la salud de la piel. En personas con problemas de enfermedades de la piel, esto es muy delicado y de vital importancia. Por esta razón las personas con malestares como la dermatitis deben usar jabones y artículos de limpieza equilibrados en su piel, y al no seguir estas indicaciones, las erupciones e irritaciones son frecuentes.

De la misma manera, la ingestión de sueros e inyecciones intravenosas tiene un nivel definido de PH, y cuando existe una descompensación produce síntomas diversos, que pueden llegar desde lo cotidiano a lo grave. De esta manera se nivela medicamente estos valores para realizar la reacción química que restablecerá la buena salud al paciente.

Cuando un componente contiene un PH mayor a 10 o menor a 3, es un líquido corrosivo peligroso. Establecido en los químicos regulados para tareas muy específicas. De la misma forma nuestro estomago tiene un nivel de PH normalmente de 1.4, y diferentes sustancias, bebidas o comida puede afectarlo. Las medicinas ingeridas también regulan este PH, para evitar molestias.

Para la naturaleza, el nivel de PH, afecta al ecosistema. Esto varía según la geografía, condiciones climáticas, contaminación natural o artificial. De esta forma, sabemos si existen contaminantes, que generen estos niveles anormales. Uno de los niveles más usados, de una forma casual u hogareña para revisar el PH, son las pruebas de embarazo, las cuales no tienen una confiabilidad al 100% porque leen un síntoma que no necesariamente puede ser el proceso reproductivo; su principio es medir los niveles de estrógenos en el organismo y así determinar su estado hormonal. En otro rubro, estas pruebas también ayudan a la salud hormonal de una mujer al tener mediciones exactas del PH a sus estrógenos y llegar al nivel adecuado para su metabolismo. Las infecciones vaginales, también son producidas, por problemas de PH.

En este inciso, después de la concepción de un bebé, las mujeres sufren una re-nivelación de su PH, alterándolo y haciendo más vulnerable a diferentes agentes patógenos o bacterianos, hasta que la micro flora vaginal, se restablezca. Por lo cual, es común los cuidados extensivos después de este periodo.

Sin necesidad de ser chefs, debemos siempre estar conscientes de los niveles normales de PH de los alimentos; los dedicados a la producción de alimentos y bebidas envasadas deben ser muy cuidadosos en seguir las normas internacionales, de PH en sus productos, para su conservación adecuada y nutrición efectiva.

Entre la amplia gama de productos para los diferentes ramos de la medicina y la ciencia aplicada a la vida diaria o a la enseñanza. El medidor de PH es uno de los dispositivos más importantes, sin importar su gama.

El Crisol es una empresa mexicana, con más de 50 años de experiencia en toda la gama de materiales y equipos de laboratorio. Su oficina Matriz se encuentra en la Ciudad de México, y sus sucursales en Puebla, Querétaro, Monterrey, Chihuahua y San Luis Potosí. Comuníquense a nuestros teléfonos, redes sociales, correo electrónico o formulario de nuestra página web para ayudarlos a elegir el mejor producto para laboratorio.

Publicaciones recientes
Contactanos

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.