Cuáles son los tipos de material para laboratorio más utilizados

Un instrumento científico o material para laboratorio es un dispositivo que ha sido diseñado específicamente para utilizarse en los labores científicos con fines de ayuda para obtener el conocimiento que las diferentes ciencias nos brindan; estos instrumentos son de ayuda a los científicos para buscar, medir, observar o almacenar información, pero también para verificar la veracidad de los datos que se proporcionan.

Los datos que se obtienen por medio de estos materiales consisten en conjuntos de medidas numéricas, las cuales proporcionan información sobre experimentos, fenómenos relativos a observaciones, o propiedades, por lo cual los materiales se clasifican con base en su uso: instrumentos de medida, de observación, e instrumentos de ambos tipos.

Los instrumentos de medición surgieron en el siglo XVII, multiplicándose en diferentes funciones y precisiones; este tipo de instrumentos suelen terminar con los términos “scopio”, “metro” o “tron”, siendo el primero un sufijo que indica que ven algo, el segundo porque mide algo y el tercero se refiere a los instrumentos más complejos que se utilizan en los laboratorios contemporáneos.

material para laboratorio

Los puestos de trabajo que se enfocan en el área de laboratorio realizan diversas actividades y experimentos científicos, así como controles de calidad o de procesos en diferentes industrias, como la física, la química, la biología o la farmacéutica; con base en el sector industrial o en el campo de aplicación es que se producen las exigencias del material para laboratorio que se va a utilizar.

Además de los sistemas de medición, los materiales de laboratorio incluyen los consumibles y las sustancias químicas y los reactivos; ya que el entorno de trabajo en un laboratorio es altamente especializado, así como los procesos físicos y químicos a los que el equipo se expone, es indispensable mantener los más altos estándares de calidad y seguridad, a fin de preservar la integridad de los materiales, pero muy especialmente de los trabajadores que se encuentren laborando en el laboratorio, donde día con día se utilizan elementos peligrosos o venenosos, productos altamente dañinos para el medio ambiente, elementos flamables y otros, que se deben tratar con mucho cuidado, cumpliendo con los procesos de seguridad ocupacional.

Si bien el amor por el conocimiento ha existido en la humanidad prácticamente desde el inicio de los tiempos, los primeros materiales o instrumentos científicos se crearon en el siglo XVII, siendo el primero el binóculo de Galileo, creados para la observación de territorios en la tierra o de los planetas en el cielo; el telescopio fue el siguiente instrumento en surgir, ya que el universo ha sido una de las grandes intrigas de los humanos desde la antigüedad.

Los siguientes instrumentos en aparecer se relacionaron con la geografía y la topografía, como la brújula, al que siguió el metro, el barómetro y el termómetro. Con el correr de los años, los sistemas de medición han ido evolucionando para volverse más precisos y sofisticados, siendo de gran ayuda para obtener los datos que no se pueden conseguir por otros medios.

Instrumentos científicos como el termómetro, el gravímetro o el amperímetro son más sofisticados y persiguen un incremento constante de la exactitud y precisión al tomar las medidas para las cuales fueron creados; estas medidas se realizan con variables dependientes o independientes, en observaciones empíricas o experimentales, pero siempre basándose en el método científico (observación, medición y comprobación). El equipo de laboratorio se considera más sofisticado y especializado que otros tipos de material para laboratorio como los consumibles u otros equipos de medición como balanzas, cintas métricas, cronómetros, termómetros o generadores de energía.

Dentro de los materiales más utilizados en los laboratorios encontramos:

  • Agitadores de tubos vórtex o mezclador de vórtice, que son dispositivos para mezclar pequeñas cantidades de líquido.
  • Generador de Kipp, diseñado para preparar pequeños volúmenes de gases.
  • Refrigeradores de laboratorio, cuya función es preservar un ambiente de frío controlado para preservar fluidos y sustancias con el fin de que se conserven en las condiciones adecuadas mientras se utilizan.
  • Agitador magnético, dispositivo que con un campo magnético mezcla de forma automatizada un solvente u otros materiales solutos.
  • Autoclave o recipiente metálico con paredes gruesas y cierre hermético que permite el trabajo con vapor de agua a alta presión y temperatura, el cual se utiliza para la esterilización de material médico o de laboratorio.
  • Varilla de agitación un cilindro fijo de vidrio macizo para mezclar o disolver sustancias para homogeneizarlas.
  • Balanza analítica para la medición de pequeñas masas.
  • Baño María para laboratorio, un equipo diseñado como un recipiente lleno de agua caliente para incubar muestras a una temperatura determinada durante cierto periodo de tiempo.
  • Centrifuga para laboratorio, equipo que genera un movimiento rotatorio para separar componentes de sustancias como la sangre.
  • Densímetro, herramienta de medición fabricada con vidrio, un tallo cilíndrico y una bombilla con mercurio; este instrumento determina la densidad de un líquido.
  • Desecador, equipo que elimina la humedad de los sólidos mediante el secado en la estufa, ya que algunas sustancias químicas suelen romperse si se exponen a la humedad durante un período de tiempo prolongado.
  • Embudo, pieza de vidrio o plástico en forma de cono para trasvasijar líquidos químicos de un recipiente a otro. Dentro de los tipos de embudos encontramos el büchner que se utiliza para la filtración al vacío o bajo presión asistida y el embudo de decantación utilizado para separar líquidos o insolubles (que no se mezclan), los cuales se separan por diferencia de densidades y propiedades moleculares que los líquidos poseen.
  • Escobilla de laboratorio, un cepillo que se utiliza para la limpieza de tubos de ensayo y utensilios de vidrios como los vasos de precipitados y matraces.
  • Microscopio, instrumento que permite observar objetos no perceptibles a al ojo humano por ser demasiado pequeños, para lo cual cuenta con un sistema óptico compuesto por lentes, que forman y amplifican la imagen del objeto que se está observando.
  • Espátula, una lámina plana y angosta adherida a un mango de madera, plástico o metal que se utiliza para tomar pequeñas cantidades de compuestos o sustancias sólidas.
  • Incubadora de laboratorio para el cultivo y conservación de cultivos celulares o microbiológicos, manteniendo los niveles de temperatura y humedad en un grado óptimo.

En El Crisol encuentra la mayor variedad y tipos de material para laboratorio para las aplicaciones que necesite, visite nuestra página web y conózcalas.

Contactanos

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.